Mantener a tu perro saludable

Síntomas: ¿qué son?

Síntomas: ¿qué son?

¿Qué es un síntoma? Muchas personas confunden los síntomas con la enfermedad real. Un síntoma se define como un signo físico o sensación física que es evidencia de una enfermedad presente. Los síntomas pueden guiar a su veterinario hacia un diagnóstico o ayudar a su veterinario a decidir qué pruebas serían más útiles para su mascota. Algunos síntomas comunes incluyen: vómitos, diarrea, tropiezos, convulsiones, babeo, no comer, cojear, etc. Una enfermedad puede ayudar a explicar por qué ocurren los síntomas. Una vez que se diagnostica una enfermedad, se puede administrar el tratamiento adecuado. La prescripción de medicamentos solo para los síntomas puede no ayudar a la causa del síntoma.

Los síntomas no le dicen a su veterinario exactamente qué está mal con su mascota, pero pueden ayudarlo. Por ejemplo, si su mascota cojea, es posible que su veterinario deba realizar una radiografía y no realizar análisis de sangre.

Cuando es un problema

Una pregunta común es "Conozco los síntomas de la enfermedad de mi mascota, pero ¿cuándo es un problema?" La respuesta es cuando el síntoma continúa o empeora, luego se convierte en un problema. Si se produce un síntoma, como el vómito, y luego se resuelve, un examen veterinario no es esencial. Si su mascota vomita continuamente y luego progresa a no comer o diarrea, se recomienda un examen. Algunos síntomas, como las convulsiones, el colapso, la dificultad para respirar, deben provocar un examen veterinario de inmediato. Esos síntomas que afectan seriamente al animal, lo que resulta en un cambio en el estado de alerta mental o en el comportamiento, son aquellos síntomas que deberían resultar inmediatamente en asistencia veterinaria. Si tiene alguna duda sobre la gravedad de un síntoma, comuníquese con su veterinario o centro de emergencias veterinarias local. Explica el síntoma y pide consejo. Es mejor errar por el lado de la seguridad en lugar de esperar hasta que su mascota tenga serios problemas.

Lo que puedes hacer en casa

La atención domiciliaria dependerá del tipo de síntoma. La mayoría de los síntomas leves pueden resolverse con el tiempo. A veces hay medicamentos que puede administrar para ayudar a reducir los síntomas. Dado que cada síntoma se trata de forma individual, todos los síntomas posibles y los posibles tratamientos caseros están fuera del alcance de este artículo. La parte más importante de la atención domiciliaria es controlar a su mascota para empeorar los síntomas.